La Prostitución en Guatemala - Reportaje

En Guatemala la prostitución no es una práctica ilegal, y sí lo es en cambio el proxenetismo o, como se define en el artículo 191, quien “con ánimo de lucro o para satisfacer deseos ajenos, promoviere, facilitare o favoreciere la prostitución”. El primer vacío legal consiste en que al hacer legal la prostitución y no otorgarle derechos y obligaciones laborales se propicia la delincuencia en estos ámbitos y se las hace susceptibles de explotación. Sin embargo, el mayor problema es cuando entran en juego los niños.

Como no existe en el Código Penal el delito de prostitución de menores, cuando un caso de estas características llega a los tribunales, los jueces pueden acusar de proxenetismo agravado o de corrupción de menores agravada. En el primer caso, la pena es una multa (de entre Q2 mil 500 y Q3 mil) y en el segundo; de prisión (de dos a seis años más las dos terceras partes de esa pena).

En los últimos ocho meses, la sentencia de los seis casos de prostitución infantil que llegaron a los tribunales fue por proxenetismo agravado. “Los jueces en estos casos aplicaron el principio induvio pro reo, es decir, se elige la pena que favorezca más al acusado”, comenta Alex Colop, fiscal auxiliar de la Fiscalía de la Niñez del Ministerio Público. Sin embargo, según Alejandro Rodríguez, los magistrados deberían haber tenido en cuenta el principio superior del niño y haber impuesto la pena mayor.

El desconocimiento de la ley o su interpretación errónea podrían ser las razones de que los jueces actúen así. “La prostitución es un gran negocio que involucra al crimen organizado; es posible que algunos jueces le teman o, incluso, estén involucrados”, analiza Rodríguez. El ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia Otto Marroquín no está de acuerdo con esta posible implicación con el crimen organizado; por el contrario, considera que “la inexperiencia judicial de muchos jueces puede repercutir en fallos erróneos, pero también influye la mala investigación del Ministerio Público y de la PNC”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada